sábado, 15 de octubre de 2016

Esperando a Chopito: Semana 20

Si bien en mi anterior post sobre el embarazo de Chopito os destacaba las muchas cosas buenas que estoy sintiendo respecto al embarazo de Basmati (sobre todo relacionadas con el aspecto físico) en este post os cuento que otra cosa que noto es mucha incertidumbre.

No me refiero a incertidumbre respecto a su estado de salud... si no a que, supongo que por motivos hormonales, esta vez y de nuevo a diferencia del embarazo anterior, me paso los días en un mar de dudas sobre cómo lo haré, sobre mi propia capacidad para convertirme en bimadre...

Me asaltan dudas a nivel práctico... cómo cambiaré un pañal a uno mientras la otra grita mamá mamá mamá... cómo dormiré a una mientras el otro llora... cómo me organizaré en los despertares nocturnos de ambos...

Dudas sobre el puerperio... cómo garantizaré que Basmati coma de forma adecuada? cómo haré que los gatos no se quedan sin arena? cómo podré mantener la casa en un estado de limpieza aceptable? cómo haré con las actividades a las que va Basmati? cómo le voy a garantizar que pueda seguir yendo al parque, socializando con otros niños...?

Pero sobre todo, lo que más me preocupa es que me asaltan dudas sobre mi capacidad como madre actual y como madre futura. Me asusta pensar que la bimaternidad me pueda engullir y convertir en una madre estresada y enfadada. Me pregunto si realmente podré ser la madre que quiero ser y no simplemente la madre que salga de la supervivencia diaria...

Me pregunto hasta si realmente lo estoy haciendo bien a día de hoy. En general he sido una persona bastante segura sobre mis decisiones en la crianza... pero de repente esta sombra hormonal me tiene cuestionando absolutamente todo...  Cada lloro, cada protesta de Basmati se convierte en una nueva duda sobre lo que he hecho hasta el momento... quizá no la he tratado bien el 100% de las veces? quizá no he sido suficientemente exigente? quizá lo he sido en exceso?

Esta semana se celebró el día internacional de la niña y entre los artículos que más se compartieron en redes sociales encontré este de "Cultura Inquieta" Me identifiqué totalmente con estas niñas del estudio, que ante la frustración con un material nuevo se rinden, lo achacan a problemas en su interior en lugar de en su exterior...
y realmente creo que sí, que a mí también aunque ya tenga casi 32 años me tengo que enseñar a ser más valiente y menos intentar ser perfecta.

1 comentario:

  1. Yo pienso que todas las mamás lo hacen bien, disfruta de estas últimas semanas.

    Un beso

    ResponderEliminar

Si te ha gustado, compártelo