viernes, 2 de septiembre de 2016

Boda Handmade: Cómo hacer mona una ceremonia civil


Cuando decidimos casarnos ya os conté que apostamos por hacer una ceremonia sencilla e íntima y por supuesto de corte no-religioso.

Cuando partes de esta base te encuentras con que básicamente tienes 2 opciones, celebrar la ceremonia en el juzgado o en el ayuntamiento (en muchos ayuntamientos como el nuestro los concejales se desplazan a diferentes lugares dentro del municipio, como nosotros haríamos una comida para 24 personas no reservaríamos un amplio espacio en el que poder hacerlo, así que esa opción quedaba descartada).

Mi consejo personal si tenéis esta misma posibilidad de elegir es que optéis por el ayuntamiento. Son mucho más flexibles con fechas (por ejemplo, en nuestro juzgado se casa un viernes si uno no, en el ayuntamiento de forma gratuita todos los viernes, pero con pago de una tasa cualquier día) y con el contenido de la celebración, tanto es así que incluso puedes elegir qué concejal celebrará el enlace si tienes alguna preferencia y si no es así unos días antes hablas con el que ha sido elegido por la corporación y puedes exponerle tus ideas, ellos se adaptan a ti.

En nuestro caso nos casó una concejala, muy muy flexible con la celebración, que colaboró en todo lo que le pedimos y realizó además pequeños discursos personales muy acertados para la ocasión.

Una ceremonia civil sólo tiene la obligación de contener la lectura de los artículos del código civil y la aceptación de los mismos por parte de los contrayentes. En nuestro caso añadimos:


  • Presentación por parte de la concejala (de su cosecha)
  • Lecturas:
    • Leyenda de los indios Sioux
    • Capítulo 21 de "El Principito", abreviado
  • Lectura de los artículos del código civil
  • Ceremonia de la arena
  • Intercambio de alianzas
  • Declaración oficial con beso, despedida, firmas...
Fue una ceremonia en total de unos 30 minutos, en la que también hubo música a piano en diferentes momentos y que en general gustó mucho a los asistentes.

Además de redibujar la ceremonia a nuestro gusto también hicimos una pequeña decoración en la sala del ayuntamiento donde se celebró. Existen ayuntamientos que disponen de salas o edificios un poco más vistosos para las bodas. En nuestro caso sólo se dispone del salón de actos, que resulta un poco pequeño, oscuro... institucional...

Sin sobrecargarlo mucho, pusimos unas flores sobre la mesa a juego con las que yo llevaría en el ramo y la corona


Nuestras sillas y las de los testigos las decoramos con un poco de tul y un pequeño ramillete de flores


Por último, para la entrada de invitados, novio... y sobre todo la mía, marcamos un pequeño camino al altar utilizando bolsas de papel para velas (a la venta por ejemplo en amazon)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, compártelo