miércoles, 9 de marzo de 2016

Lectura Salada: Cómo obtener lo mejor de tus hijos

"Cómo obtener lo mejor de tus hijos" es un libro práctico sobre el método Montessori. Probablemente uno de los más conocidos al respecto y al final, un libro del que las seguidoras de la filosofía aunque no lo hayamos leído sabemos la gran mayoría de su contenido.

Es un libro muy difícil de encontrar, normalmente sólo en bibliotecas o alguna copia pirata...


A diferencia de otras reseñas en esta os voy a contar sobre el libro capítulo a capítulo, ya que es un libro muy práctico y con poca narrativa.

Capítulo I . ¿Por qué Montessori?


Es un capítulo introductorio del método como podréis imaginar. Cuenta una breve historia de su nacimiento a la actualidad y nos da las claves principales:

  • Períodos sensibles.- son periodos entre el nacimiento y los 6 años en que el niño estará especialmente predispuesto a aprender algo en concreto (escritura, sentidos...) Personalmente creo que quedan muy bien plasmados en este gráfico de "Montessori en casa" 

  • Respeto, calma y comprensión del niño desde recién nacido. Parece increible que tales claves formen parte de un método educativo, pero Montessori se basa principalmente en seguir al niño y en darle el ambiente más sosegado y natural posible para que nada perturbe sus inclinaciones naturales. El libro nos habla de la importancia de dar caricias, recitarles poesías... y nos recomienda la lactancia materna y los pañales de tela. Lo primero es obvio, dado el vínculo, beneficios objetivos... respecto a los pañales de tela los autores nos lo dicen por su suavidad y cuidad de la piel del pequeño y porque en el futuro ayudará con el control de esfínteres, ya que los niños que los usan son más conscientes de haberse orinado.
  • Ambiente preparado. Estoy segura de que habéis leído muchas entradas en blogs sobre el tema. Ambiente preparado es tener una casa adecuada para niños, no a prueba de niños. Una casa en la que pueda andar o gatear por cualquier parte, ponerse de pie agarrado a los muebles y no tengamos que vivir en un continuo no, no, no toques. Ambiente preparado también es proporcionarle elementos que faciliten su autonomía conforme va creciendo y por supuesto, materiales adecuados a sus periodos sensibles e intereses. Con respecto a cómo favorecer su autonomía en casa os recomiendo este post de Pequefelicidad.


Capítulo II. Descubrir a través de los sentidos

Desde fuera creo que una de las cosas que más se ve de Montessori es que todo ha de ser "sensorial" y es que realmente como dice el libro María Montessori creía que podíamos aprovechar la interacción de los bebés con el mundo a través de los sentidos para que se fijasen en él, en las sutiles variaciones de las propiedades de objetos parecidos para mejorar su conciencia.
El libro nos propone una serie de actividades sensoriales muy interesantes, que distingue según el sentido que se estimula:
  • La cesta de los tesoros
  • Clasificar objetos
  • Cubos encajables (la torre rosa)
  • Formar parejas con cartas de colores
  • Juego de concentración (tradicional juego de memoria de las parejas)
  • Trasvases de alubias secas
  • Emparejar campanas
  • Cilindros sonoros
  • El juego del silencio
  • Emparejar texturas
  • Tablillas de papel de lija
  • La bolsa misteriosa
  • Botellas de aromas
  • Y muchos más

Capítulo III: Deja que lo haga yo


El método Montessori da mucha importancia a la autonomía del niño la cual relaciona directamente con su autoestima. Además esta se relaciona con los quehaceres diarios (quitar el polvo, ayudar en la cocina) actividades que los practicantes del método se dan cuenta de que para los pequeños resultan más divertidas que cualquier juguete.

Las lecciones de la vida según el libro son básicamente tres:
  1. Cuidar de si mismo. 
  2. Las tareas domésticas cotidianas
  3. Cortesía y buenos modales
Nos ofrece una serie de consejos prácticos muy interesantes, por ejemplo que tengan un mantel individual en el que tengan marcada la situación de los útiles necesarios para comer, ponerles etiquetas fotográficas en los contenedores de sus juguetes, acostumbrarlos a trabajar/jugar en áreas definidas por un mantel o una alfombra,...
Presta especial atención a las destrezas del cuarto de baño, incluido el uso del wc. Sobre ambas cosas tiene Pequefelicidad este y este post muy bien explicados.


Capítulo IV: Mantener la paz


Un capítulo muy interesante y en ciertos puntos diferente de lo que solemos leer en la red sobre la filosofía Montessori.
Nos ofrece una visión bastante general sobre cómo actuar ante:
  • Rabietas - Principalmente nos enfoca a evitarlas, evitando la sobrecarga de actividades, teniendo cuidado con que los pequeños no estén hambrientos, con sueño, etc. Si aún así se dan la pauta es escucharlos y averiguar qué hay detrás.
  • La hora de dormir - Suele ser un punto conflictivo en el hogar. El libro nos insta a tener una rutina bien definida y procurar mantenerla
Finalizando este capítulo menciona también esas reglas de cortesía y buenos modales que se mencionaban en el capítulo anterior. Para mí quizá uno de los puntos menos tratados habitualmente cuando se habla de Montessori. Algunas ideas para estas lecciones son enseñar a tus hijos a decir por favor, a esperar, a felicitar a los demás...

Dedica también varias páginas a la resolución de conflictos mediante la mesa de la paz, sobre ella os dejo un post de Tigriteando


Capítulo V: Explorar un mundo más amplio


María Montessori creía que los niños se comportaban como "pequeños científicos" por cuanto están ansiosos por observar y responder a los "Y si...". Es por ello que los niños disfrutan enormemente de la naturaleza. Otro punto que en mi opinión tampoco suele ser de lo más destacable del método Montessori, pero para su fundadora era clave la relación de los niños y su entorno, enseñarles a cuidarlo, a respetarlo, a preocuparse por él. El libro nos dice incluso que debemos enseñarles que no se deben arrancar hojas o flores porque sí, que está bien hacerlo de vez en cuando para hacer un jarroncillo, pero fuera de eso es necesario enseñar a respetar la flora.

Nos recomienda por supuesto plantar en casa, incluso en la terraza, en macetas... en el espacio que dispongamos y nos anima a salir a menudo a la naturaleza, ayudarles a asombrase con ella y en ocasiones a llevarse tesoros a casa para analizar e incluso montar nuestro propio museo natural temporal.

Engarzada con esta idea de respeto hacia el mundo en su conjunto, en el libro se habla también de la importancia de acercar a los niños mientras son niños y no tienen ningún tipo de prejuicio otras culturas. Dedicando un tiempo de semanas o quizá de meses a una zona o país sobre la que trataremos de investigar, comunicar y explorar historias, tradiciones, fiestas... 


Capítulo VI: El mejor momento para aprender


El lenguaje... ¿Cómo lo estimulamos?

  • Leyendo en voz alta
  • Hablando ("qué mojado estás! voy a cogerte, allá vamos. Te levanto muy alto")
  • Enseñando a nuestro pequeño nombres de objetos domésticos
  • Utilizando palabras descriptivas (amarillo, rojo, grande, pequeño...)
  • Utilizando un amplio rango de palabras
Las nuevas palabras y otras muchas cosas se enseñan en el método Montessori con "la lección en tres etapas", ¿en qué consiste?

Paso 1: nombramos 3 objetos distintos que el niño tiene delante de él a su alcance
Paso 2: le pedimos que señale uno de esos objetos (y luego los otros 2)
Paso 3: cogemos uno de ellos y le preguntamos su nombre (y luego los otros 2)

Si se equivoca en algún momento del paso 2 o 3 volvemos a repetir la lección


¿Y la lectoescritura?

  1. Letras de papel de lija
  2. Trazar letras en arena fina
  3. Desarrollar el control del lápiz
  4. Jugar con las letras
  5. Alfabeto móvil
  6. Empezar a leer


¿Y las matemáticas?

  • Comprender realmente qué significan los números es difícil para los niños. un recurso Montessori interesante y que se puede hacer en casa para trabajarlo son las regletas de números
  • Cestas de contar (cestas con números del 0 al 9 para rellenar con la cantidad de cosas iguales correspondientes)
  • Sumas sencillas (con ejemplos de vida cotidiana, mamá y papá eran 2, cuando naciste tú cuántos eran?)


¿Y la ciencia?

Hay muchos experimentos científicos que se pueden hacer en casa:
  • Magnético/no magnético (comprobar qué atrae un imán)
  • Viviente/no viviente (con reproducciones de animales, hojas... clasificar)
  • Se hunde/flota
  • Hacer germinar semillas
  • Crear una cesta de hierba viva
  • Observar raíces
  • Hacer barquitos de cáscara de nuez

El libro termina con unas reflexiones finales a la hora de escoger método educativo y concretamente escuale Montessori que se resumen en el mejor consejo que se le da a una madre "haz lo que te dicten tus visceras" ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, compártelo