martes, 12 de enero de 2016

DIY: Restaurando una cocina para donar


Un poco antes de navidad, me encontré una cocinita de plastico en la basura. Bueno, al lado de la basura, soy diogenera pero no tanto. Me imagino que quien la dejó ahí lo hizo con la intención de que una persona que la necesitase se la pudiese llevar.



En lugar de eso lo que pasó es que me la llevé yo. Los que me seguís en twitter sabeis que me la llevé con intención de arreglarla un poco, ya que la pobre estaba descolorida y con las pegatinas desgastadas y despegadas...

Mi primera idea fue pintarla, algo que Google me dijo que podría hacer dando una imprimación primero... y así lo hice, en un color rojo bien parecido... Las piezas como el grifo del fregadero fueron imposibles de que quedasen bien, tras más de 4 manos... las patas laterales fueron lo que mejor quedaron... y aún asi se saltó la pintura en los extremos...

Las pegatinas excepto la de la puerta del horno se las había arrancado. Para hacer la vitrocerámica busqué una imagen en internet y la imprimí con una hoja de pegatina tamaño folio, que luego recorté y pegué sobre el espacio destinado.

En la encimera la cocinita llevaba una pequeña zona imitando una mesa con una pegatina tipo mantel. Aquí fue cuando compré vinilo rojo con lunares blancos y pude acabar la cocina, poniéndola en esta zona y acabando de decorar las partes de la cocina donde la pintura no había quedado bien.
Por el grifo lamentablemente no pude hacer nada...
Pero la verdad, me quedé muy contenta de poder entregar en esta campaña de navidad este pequeño regalo para algun/a pequeño/a.




1 comentario:

  1. Qué chulo! Te ha quedado genial y seguro que quien lo recibió se alegró mucho.

    ResponderEliminar

Si te ha gustado, compártelo