sábado, 23 de mayo de 2015

Basmati de 6 a 8 meses: la alimentación complementaria

Anteriormente en "con un Terroncito de Sal"...
Basmati de 0 a 2 meses
Basmati de 2 a 4 meses
Basmati de 4 a 6 meses

Cuando llegaron los 6 meses de Basmati, a diferencia de muchas de las madres que conozco, yo ya llevaba 2 meses reincorporada al trabajo, por lo que aunque es un periodo de muchos cambios en la vida de bebé y mamá, en nuestro caso había uno menos que contar.

¿Qué grandes cambios se producen en este periodo?

Fundamentalmente hay 2 grandes cambios, que el bebé se mantiene sentado y que comienza la alimentación complementaria. Tanto es así que mi suegra se hartó de repetirme un refrán gallego que yo no conocía y decía "Aos seis meses sentarei e unha codia de pan comerei" ("A los 6 meses me sentaré y una corteza de pan comeré"). Por lo visto estos cambios llevan siendo así desde tiempos inmemoriales, no?

A los 6 meses el bebé se mantiene sentado

A ver, esto es cierto a medias. Esto es la media, lo estándar. La mayoría de los niños se mantienen sentados a esa edad.

Aquí se suele dar una discusión. No sé si conocéis las teorías de Emily Pickler. Las mamás que siguen sus teorías no son partidarias de poner al niño en ninguna posición que no alcance por sí mismo, por lo cual esto de "se mantiene sentado" no les acaba de gustar, porque para ello hay que sentarlo.

Yo personalmente no sigo su teoría al 100%, pero sí que cumplí con no sentarla. Basmati no tuvo trona ni por supuesto ninguna de esas horribles sillas tipo orinal. Sí tenía hamaquita, aunque no le gustaba mucho como ya sabéis y lo que sí empecé a hacer a los 6 meses fue dejarla recostada sobre mi barriga. Desde esta posición al cabo de unos meses (hacia los 7,5 meses creo recordar) se sentaba del todo y se mantenía así mucho rato.


Otra cosa que "me permití" hacer fue incorporarla para vestirla y así comprobé que la primera vez que se aguantó sola en esa posición fue a los 6,5 meses.

Por eso decía al principio que el que se mantienen sentados a los 6 meses es cierto a medias. Basmati tardó un poco más y conozco niños que incluso un poco más (7 meses, 7,5 meses). Niños que son completamente normales, simplemente por el motivo que sea (en nuestro caso particular creo que porque al no gustarle estar boca abajo no había ganado mucho tono muscular, pero al ir a la piscina se corrigió).

No os sintáis presionadas a sentarlos el día mismo que cumplan los 6 meses, porque no pasa nada. No necesitan aprender a sentarse ni a ponerse de pie, lo consiguen solos sin nuestra intervención e intervenir provocará que lo demás se pueda retrasar.

¿Me pasó esto a mí con Basmati? Sí.  Me arrepiento del tiempo que pasábamos con ella apoyada en mi barriga, porque se convirtió en que ella quería estar sentada y no sabía hacerlo sola, y en que como sabía que nosotros la pondríamos no aprendió a hacerlo por sí misma hasta los 10 meses. Cuando nos dan las cosas hechas nos cuesta más hacerlas por nosotros mismos.

¿Qué hago si no siento a mi bebé? Un bebé de 6 meses pasa mucho tiempo despierto. Al menos en mi caso, ya os conté que Basmati desde bien pequeña hacía sólo 2 siestas al día. Lo que hacíamos era extender una manta en el suelo y poner juguetes. Ahí la iba cambiando de postura, a ratos boca abajo, a ratos boca arriba y a ratos como os digo recostada sobre mí. Yo siempre estaba allí, eso sí que no cambió, salvo periodos cortos de tiempo nunca he podido dejarla jugando sola.

¿El parque o corral es la solución? Personalmente no me gusta. Es decir, si yo tengo este espacio que ofrecerle que es mi salón (apartando la mesa de centro) porque voy a ponerla en uno más pequeño? Total Basmati no gateó hasta muchísimo más adelante, no se escapaba de la manta... Es importante darle libertad de movimiento al bebé para que él experimente.


El inicio de la alimentación complementaria

La alimentación complementaria se inicia a los 6 meses. Ni cereales a los 4 ni fruta a los 5. Hasta los 6 el bebé no necesita nada más que leche. Su sistema digestivo inmaduro nos lo agradecerá. La única excepción posible es que seas una madre lactante, te reincorpores y no haya forma de darle leche materna en tu ausencia. En esos casos se recomienda adelantar la alimentación complementaria en lugar de darle leche artificial, por evitar peligros como una alergia a la proteína de la leche de vaca (que en muchos casos se produce por una exposición temprana a la misma).

Como siempre esto no me lo invento yo, es la recomendación de la OMS y de la AEP.
Y aún así, como podéis ver en el enlace de la AEP  haber cumplido los 6 meses no debería ser el único requisito. Para poder iniciar la alimentación complementaria el bebé debería haber perdido el reflejo de extrusión (esto es lo que hace que cuando empiezan con la fruta de "bebitos" empujen la cuchara fuera de la lengua, es un reflejo de supervivencia, que les hace rechazar todo lo que tiene consistencia y textura diferente de una teta o tetina), aguantarse sentado y mostrar interés por la comida. 

Al cumplir los 6 meses Basmati no tenía reflejo de extrusión, pero yo no había notado ningún interés por su parte en la comida (lo cierto es que eso vino mucho después, como a los 8 meses y medio) y no se mantenía sentada. Con estas circunstancias yo no tenía prisa por iniciar... pero sí que es cierto que su demanda de leche por las mañanas aumentaba sin parar (estábamos en los 2 biberones de 150 ml y subiendo) por lo que cuando tenía 6 meses y una semana le di su primer alimento.

¿Por dónde empezar con la AC?

Por donde quieras. Da igual lo que diga tu pediatra, te vuelvo a enlazar a la AEP. Puedes empezar dándole un trozo de carne, un macarrón o un huevo... unas lentejas, un trozo de salmón, repito, lo que quieras. El por dónde se empieza la AC es algo cultural, no hay alimentos más adecuados que otros siempre que los prepares sin sal ni azúcar y evites las verduras de hoja verde, frutos secos enteros, miel y leche de vaca. 

Si hay antecedentes de alergia en la familia sí que debes ir con más cuidado, pero los últimos estudios demuestran que retrasar la introducción de los alimentos no evita la aparición de alergias. En el caso del gluten por ejemplo, aumenta el caso de celiaquía al retrasar su introducción.

¿Papillas o trozos?

Quizá hayáis leído sobre el BLW (Baby Lead Weaning). Una forma de introducir la alimentación complementaria que a ojos de la gente que no lo utiliza se basa en no dar papillas al bebé, si bien se trata de mucho más que eso. Se trata de una forma de ofrecer la alimentación complementaria en que el bebé dirige (lead), elige qué es lo que quiere comer de lo que los cuidadores le ofrecen, ya que pueden autorregularse y comer exactamente lo que su cuerpo les pide (más hidratos, más azúcar entendido este como fruta, etc.) al no estar su cuerpo "contaminado" por el azúcar y la sal.

Yo sí había leído mucho sobre el BLW y me gustaba mucho la filosofía, si bien sabía que no podría aplicarlo por miedo de los cuidadores, porque necesitaba que la demanda de leche dejase de aumentar por las mañanas... 

Aún así sí había algo que pensé que podría aprovechar de las ventajas del BLW y es el acostumbrar al bebé a las texturas, a alimentarse sólo, a coger, explorar, darle vueltas al alimento en la boca... a aprender a masticar. 

Esto último es realmente importante. Quizá habréis oído que los logopedas recomiendan eliminar los triturados al año. Es muy importante ejercitar la boca para hablar correctamente, para el desarrollo de los dientes, etc. Se suele decir que desde los 6 meses se PUEDEN ofrecer trozos, pero desde los 8 se DEBE ya que es cuando los bebés empiezan a masticar digamos que de forma instintiva.

Con esta idea en mente, a los 6 meses y 1 semana lo primero que le ofrecí a Basmati fue un trozo de zanahoria cocida. Se la llevó a la boca y nada más metérsela le provocó una arcada que hizo que vomitase la leche que acababa de tomar. Se me puso el corazón en un puño. 

Las arcadas son un proceso normal y el vómito es la arcada "avanzada" digamos. Es un mecanismo de defensa, igual que en su momento lo era el reflejo de extrusión. Con arcadas y vómito el bebé consigue no tragar nada demasiado duro o grande y por tanto no ahogarse. Para los padres es un horror, la verdad sea dicha. Como madre de una pequeña "arcadosa" os aseguro que se pasa mal.

Pues bien, el dia de empezar la AC cogí esa zanahoria y la machaqué con el tenedor y se la di y no comió prácticamente nada. Al día siguiente repetimos con zanahoria, esta vez pasada por la batidora, y ahí sí que comió un par de cucharadas. Repetimos un tercer día con zanahoria y al siguiente mezclamos zanahoria y calabacín. 

Empecé la introducción en un puente. Cuando tuve que volver a trabajar pedí que no le diesen AC hasta que no llegase yo, ya que no quería que la engañasen ni la obligasen. Gran error. Cuando yo llego de trabajar Basmati sólo quiere teta. Intentar que coma AC es enfadarla. Mucho. 

Y así empezamos lo que se fue convirtiendo en rutina. Basmati seguia tomando su biberón a las 10 y a las 13,30 tomaba papilla de verdura a la que un par de semanas más tarde añadimos carne (por eso empecé por las verduras, porque sabréis que lo único que necesitan los lactantes además de teta es hierro ya que sus reservas van bajando sin parar). Ya os he puesto en otro post que siempre procuraba que las papillas fuesen variadas, nada de "verduras de la huerta"... algo de carne, una o 2 verduras y patata o pasta, arroz, copos de avena... 

Así fue como introduje los cereales, por cierto. En este período no utilicé cereales de caja y nunca se los puse en biberón.

Las recomendaciones de mis queridas instituciones dicen que primero se ha de ofrecer el pecho y después la AC durante el primer año. Pero lo cierto es que las cosas son diferentes cuando la madre está fuera trabajando, al menos en mi experiencia. Así que Basmati en la hora de la papilla lo que comía era primero sus 8 cucharadas de papilla (no comía más que eso) y luego el biberón de mi leche, que lo bajó a unos 100 ml.

Cuando Basmati rondaba los 7 meses, compramos la trona, ya tenia una rutina con la papilla de la mañana y a mí se me pasó el susto de la arcada empecé a ofrecerle fruta por las tardes. En trozos. Los trozos siempre deben ser grandes, que sobresalgan de su puño, y no se puede ofrecer manzana cruda, zanahoria cruda o similar.

Respiraba hondo, la sentaba en la trona y le ofrecía primero la fruta y luego algo de avena, pan, tortitas de arroz... a veces arroz o pasta maravilla hervida, aunque hasta que hacen la pinza por lo general gestionan bastante mal las cosas pequeñas. A veces no probaba nada, a veces sí y me daba el festival de arcadas... que en el caso del arroz o similar acababa en vómito... pero yo aguantaba como una jabata pensando que no pasaría nada, que no significa que se esté ahogando y que poco a poco estaba aprendiendo. Este esfuerzo tuvo su recompensa, pero más adelante, A los 8,5 meses, cuando de repente un día empezó a masticar.



Mis recomendaciones personales:
  • Si vais a dar trozos no les pongáis plato, se centran en él y acaban tirándolo todo. Hacéis con una trona ikea. Baratísimas y muy muy fáciles de limpiar.
  • Ofrecedles agua en vaso. Si queréis podéis empezar con el vaso entrenador, aunque aprenden muy rápido con un vaso normal y corriente
  • No les ofrezcáis galletas para bebés... o al menos estudiad bien los ingredientes. Suelen tener azucar y grasa de palma... y ellos no saben qué son las galletas... el pan o incluso las tortitas de arroz sin sal les saben igual de buenas o mejor. También podéis hacerles estas galletas de plátano y avena (Basmati las gestionaba de pena, también os lo aviso)

Otras cosas importantes de los 6 meses

A partir de los 6 meses podéis empezar a hacer muchas actividades con vuestro bebé... cuentacuentos, piscina... si ya se sienta podéis llevarlo al parque a esos columpios para bebés que tanto le gustan a Basmati...

También podéis ya llevarlos en mochila. Basmati empezó a tolerar el fular a los 5 meses yendo en la posición "a la cadera". A los 6 la pasé a la mochila (Ergo Baby) y si bien es como todo, que más de 20 minutos no le gusta me sirvió para muchos paseos y compras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, compártelo