lunes, 11 de mayo de 2015

Basmati de 4 a 6 meses: la lactancia al volver a trabajar

A los 3 días de cumplir Basmati los 4 meses volví a trabajar. Mi mari tenía aún 15 días de vacaciones, así que fue el primero que se encargó de cuidarla en mi ausencia. Después se la quedarían mi madre (lunes y jueves) y mi suegro, a veces con mi suegra (martes, miércoles y viernes)
Yo había optado por reducirme la jornada, así que el tiempo que estaba fuera eran un total de 6 horas (5 de trabajo más desplazamientos) pero aún así me asaltaban muchas dudas, dudas que tenían que ver sobre todo con:

La lactancia cuando la madre se reincorpora al trabajo

Yo me reincorporaba realmente pronto y mi idea era mantener lactancia materna exclusiva (LME) hasta los 6 meses, ¿Podría hacerlo? ¿Qué pasaría con mi hija en mi ausencia? ¿Se adaptaría bien? ¿Dormiría?

Si bien las cosas con Basmati habían mejorado mucho, ella seguía siendo una niña muy demandante. No podía estar sola, no le gustaba estar sentada en la hamaquita. Su día a día por aquel entonces era prácticamente estar en mis brazos e ir acompañándome de habitación en habitación. A veces estar tumbada en la manta de actividades o en el sofá, pero siempre siempre conmigo. Era imposible dejarla sola.

¿Y dormir? Siempre en el pecho. Alguna vez milagrosamente se había dormido en el capazo mientras se daba mi leche en biberón (aquí la historia), pero el 99,9% de las veces sólo se había dormido tomando teta. Beneficio de la lactancia para mí, que podía tumbarme y dejar que se durmiese sin mucho esfuerzo, pero gran inconveniente para los demás, o al menos eso es lo que me repetían.


Pero bien, el caso es que tuve que salir a trabajar.
La primera recomendación que se suele hacer a una madre lactante que ha de volver a trabajar es hacerse un banco de leche. Esto es, ir extrayéndose leche y congelando con el objetivo de tener una reserva para la vuelta al trabajo.

¿Cuánta reserva? Pues no puedo decirlo, porque depende de muchas cosas... no sabéis cuánto come vuestro pequeño hasta que llega el momento... si es un niño grande en teoría demandará más cantidad, si es pequeño menos, pero puede que no quiera comer en vuestra ausencia o que coma poco... yo lo que voy a contar aquí es mi experiencia totalmente personal, que sé que no se parece mucho a la de mucha gente.

Cómo hacer tu banco de leche?


  • ¿Cuándo extraer? Si extraes leche justo cuando acaba de mamar no sacarás nada. Es mejor que lo saques antes o incluso mejor, de un pecho mientras tu bebé mama del otro, ya que el reflejo de eyección hará que salga mejor y más cantidad. 
  • ¿Cómo guardarla? Es mejor guardar en cantidades pequeñas de unos 50 m.l. Puedes congelar en cualquier bote apto para el consumo alimentario. Yo usaba estos botes de Avent, pero puedes utilizar estas bolsas que están super bien de precio y capacidad.
  • ¿Y si no saco 50 m.l. en una extracción? Primero no te preocupes, yo había días que sacaba 10 m.l. La verdad es que a pesar de todo lo que he usado el sacaleches (y sigo usando) nunca nos hemos llevado demasiado bien... no sé si soy yo o simplemente es esta lactancia... y segundo, puedes juntar en la nevera extracciones dentro de 24 h. Es decir si te has sacado a las 10 de la mañana y te vuelves a sacar a las 18 puedes juntarlo. Cómo? La de las 10 la metes en la nevera, hacia atrás. Llegan las 18, vas a sacar: coges un bote limpio y una vez te has sacado lo metes en la nevera. Tiene 2 botes por tanto en la nevera. Esperas  a que estén a la misma temperatura y los juntas. Puedes congelarlos o añadirles por ejemplo otra extracción que te hagas a las 21h.
  • ¿Algo a tener en cuenta? Sí. La lipasa. La leche materna contiene una enzima, la lipasa es una enzima que actúa sobre las grasas de la leche materna. En la de algunas mujeres hay más que en la de otras y en el proceso de enfríamento y congelación digamos que se activa. Esta encima le da a la leche un sabor y un olor rancio. No significa que la leche esté mala, pero el bebé puede rechazarla. Personalmente, mi leche congelada huele fatal, yo diría que huele a leche cortada, pero Basmati no la ha rechazado nunca. Antes de empezar a hacer banco "a lo loco" deberías hacer la prueba para ver si tu bebé la rechaza. Si fuese así tendrás que escaldarla, esto es, nada más extraerla la echas en un cazo y la calientas hasta unos 60º (hasta que empiece a hacer burbujas en los bordes), hecho esto la congelas lo más rápido posible.


¿Cómo era mi banco de leche cuando volví a trabajar? Ínfimo. Me costaba muchísimo por un lado encontrar el momento de sacarme leche y poro otro sacarme algo que diese para algo más que manchar el bote de conservación.

Volví a trabajar por tanto bastante asustada. Con miedo de no poder mantener la lactancia materna exclusiva y sobre todo con miedo de que se destetase. En mi ausencia le iban a dar biberón, a pesar de que todo el mundo recalca que no es lo mejor, por la confusión tetina-biberón.

Yo sabiendo que no era lo mejor elegí que fuese así, porque Basmati es un bebé con muy poca paciencia, sabía que no iba a esperar a que yo volviese ni de broma y que no iba a tener paciencia de tomar la leche en vasito o similar... además de que iba a echar demasiado de menos la succión...

Como ya os había dicho, yo utilizaba el biberón "Calma" de Medela aunque mi madre (una de sus cuidadoras) no era nada fan de él, ya que es difícil controlar la temperatura de la leche, cuánta sale... así que les dejé alternarlo con uno de Avent

La recomendación suele ser esta misma, que el biberón que se utilice sea de flujo lento, pero aún así el biberón implica menos trabajo que el pecho, por lo que iba además con el gran miedo del destete, de esas frases del tipo "es que mi hijo en cuanto probó un biberón me dijo que el pecho para mí".


El día a día cuando ya te has reincorporado: extracciones, cantidades, etc

¿Qué necesitas?

  • Un sacaleches. Yo tenía el swing de Medela, que era el que me llevaba al trabajo y en casa tenía también el eléctrico de Avent, que me habían prestado
  • Una mochilita-neverita con "friones"
  • Tapas para los biberones del sacaleches o un par de botes que ir alternando

Tras una primera semana un poco de "prueba" Basmati marcó rápido lo que serían los horarios y cantidades. En un día normal se tomaba 2 biberones.

Yo la dejaba sobre las 8,30, si bien la última toma se la daba a las 8 (aclarar que no dormía toda la noche ni nada parecido). A las 10 tomaba un biberón de 150 m.l. Más o menos. Esto fue cambiando un poco. Al principio se lo tomaba haciendo unos 3 o 4 descansos... con el tiempo y sobre todo a partir de que le cortasen el frenillo se lo tomaba casi del tirón.

Sobre las 12,30/13,00 se tomaba un segundo biberón, al principio de 100 m.l., con el tiempo fue otro de 150 m.l. Si yo llegaba más tarde de las 14,15/14,30 que era mi hora de llegar habitual se hubiese tomado otro porque me la encontraba ya en estado de absoluta desesperación.

Yo, por mi parte empecé haciendo 2 extracciones en el trabajo. La primera a las 11, la segunda sobre las 13,00/13,30. Cuánto tiempo en cada pecho? pues la verdad, hasta que me picaba el sacaleches en la teta. Yo tengo despacho así que no me iba a ningún sitio, seguía trabajando mientras (¿cómo hacerlo? te lo enganchas con el sujetador sin mayor problema, eso sí llevaos un fular o algo, que a mí me han pillado varias veces al lío); pero podéis y de hecho debéis hacerlo cambiando de pecho cada 5 minutos.
En estas 2 extracciones sacaba aprox 180 ml.

Mi otra extracción fija era a las 23,30/00,00. Basmati se dormía sobre las 21,00/21,30, así que era el momento justo, ya que sobre las 00,00 hacía su primer despertar. En esta extracción empecé sacando unos 60 ml. y con el tiempo llegué sin problema a sacar 100 m.l. fijos.

Conforme fue pasando el tiempo y necesitando más cantidad metí la extracción de la siesta. La siesta de la tarde solía ser de 2 h., así que cuando llevaba 1 h. me sacaba leche. Teniendo los 2 sacaleches usaba uno para cada teta y era mucho más rápido, en 5 minutillos estaba listo.

El fin de semana me sacaba igualmente la de la noche y si podía la de la siesta, para poder rellenar días que no estaba en casa a la hora de la siesta (aunque procuraba salir después de sacarme) o días en que por lo que fuese Basmati se despertaba antes de las 00,00 o se dormía más tarde y sacaba menos de los 100 m.l.

La verdad es que fueron 2 meses duros con el extractor, estaba deseando empezar la AC y depender menos de él... pero puedo decir orgullosa que mantuve la LME 6 meses, a pesar del trabajo.


El sueño en ausencia de la madre lactante

La verdad es que de este tema no puedo deciros mucho ni recomendaros nada. Sólo que no os preocupéis. Ya os dije al principio como era Basmati: impaciente, incapaz de dormirse sola y hasta el momento de dormirse sin teta... y no necesitó nada, ni chupete ni nada. Al principio se dormía tomando el biberón en la hamaquita... pero cada uno de los cuidadores que ha tenido ha encontrado su forma de dormirla... en general simplemente meciéndola (eso sí, en posición vertical, en posición cuna sólo se pone para tomar pecho). Este era quizá el tema que más me preocupaba, ya que yo sabía que por tomar biberón sin mí no habría problema, pero ya veis, es cierto que son muy listos y se adaptan a todo.

Respecto al sueño en general, os contaré que Basmati nunca fue de esos bebés que le podías dejar a los abuelos dormido y que seguía super tranquilo toda la mañana... Ella empezó a despertarse según nuestro horario a las 7,30/8,00, así que se hizo un horario propio muy estable. Siesta de mañana de 10 a 11,30, siesta de tarde de 15,30 a 18,00 y a las 21,00 aprox. a dormir ya "para la noche" (que no significa hasta el día siguiente)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, compártelo