jueves, 16 de abril de 2015

DIY: botellas sensoriales & Co.

Más de un año después vamos con un DIY muy facilito y para peques. Desde qué edad? Pues yo diría que desde los 5 meses... Las botellas las hice con 6 meses y una de ellas la usó mucho... la bolsa la hice tarde, ahora sólo juega a tirarla jajaja.

¿Qué necesitas?
- Botellas de medio litro/ bolsas de congelar con cierre zip
- Agua / Gel
- Pegamento para asegurar los cierres
- Imaginación


Estas 2 primeras botellas son más bien visuales, fueron las primeras que hice:


Para este tipo de botellas, "visuales" es importante que la botella que utilizamos sea lisa. Estas son de cabreiroá y de aquarius, pero os sirven otras marcas... cuanto más lisas, mejor!

La primera está llena con pompones. Os recomiendo daros una vuelta por los chinos, Tiger, o sitios similares, hay mil cosas que podéis meter... botones, cuentas, hasta pajitas cortadas a trocitos... podéis añadir purpurina... La mía como digo muy sencilla, pompones y agua. Esta botella fue su favorita y la usó mucho durante los primeros 2 meses digamos.

La segunda está rellena con piedras de acuario, agua con colorante rojo y aceite de girasol. Se crea así ese efecto como el de las lámparas de aceite que a mí tanto me gustan. Esta botella me gusta más a mí que a Basmati jajaja. Pero ya sabéis que cada niño es un mundo! 
Otras ideas: podéis hacer botellas estacionales, de verano con agua con colorante azul, conchas, arena en el fondo... del otoño con hojas en distintos tonos de marrón y agua... Todo lo que se os ocurra!
Además cuanto mayor es el niño más divertida es la parte de crearlas!

La tercera botella es una botella sonora


En este caso no importa que la botella no sea lisa, ya que lo que les va a gustar es el sonido. Basmati se volvió loca cuando hice esta botella y estuvo agitándola y bailando sin parar jaja. Tenía ya 11 meses. 
Aquí tengo mezclados espaguetis y garbanzos, pero os animo a hacer varias con una sola cosa cada una, ya que suenan diferente. De hecho la hemos variado y a ella le gusta más sólo con garbanzos!


Por último, partiendo de esta misma idea sensorial, para bebés que aún no gatean ni se mueven demasiado una buena idea son unas "bolsas" sensoriales. Rellenando una bolsa de congelar con cierre zip con lavavajillas líquido o gel y el mismo tipo de ideas que para las botellas "visuales". Aquí he utilizado pajitas cortadas a trocitos. La textura es espectacular y se va desplazando todo al tocarlo, por lo que puede ser un gran estímulo para el "tummy time".



Y esto es todo! Un DIY apto hasta para madres recientes con 0 tiempo :)
Les ayudará a explorar el mundo y los mantendrá entretenidos un rato :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, compártelo