domingo, 12 de abril de 2015

Basmati de 0 a 2 meses


En el embarazo de Basmati me informé de muchas cosas sobre los bebés. Cosas importantes. Como había que limpiar el cordón umbilical, por ejemplo (no, no es tan importante, pero a todas las embarazadas nos parece algo de vida o muerte). Me volví hippie creyendo en la importancia del piel con piel de la que os hablé, del porteo... Así que hacia el final creía que estaba preparada.
La verdad es que no lo estaba. Sabía que lo que al final pasó podía pasar, pero qué queréis que os diga, no esperaba que fuese la mía la que fuese así...
No, no os pongáis en lo peor, no hablo de ninguna desgracia. Mi hija es normal y corriente, como la tuya. Soy yo la que me creía los cuentos de otras madres!


Veréis. De mi "inmersión" en el hippismo me había quedado claro que:

  • Todas las mujeres tienen leche. Todas pueden amamantar a sus crías. La leche no se acaba. El calostro alimenta. Lo único a tener en cuenta es que no piden cada 3 horas 10 minutos de cada teta. Probablemente, sobre todo al principio, pedirán cada hora o cada hora y media y eso no significa que tu leche no les sacie.
    A este respecto comentar que había oído que algunos bebés tenían "frenillo" y que no les impedía sacar la lengua de la boca, por lo que no mamaban bien y no engordaban.
  • Los bebés no deben ir en carrito. Están acostumbrados a ser transportados, mecidos, al latido del corazón de su madre. Todo se soluciona porteando. Por lo que en mi lista de cosas a regalarme yo tenía un fantástico fular elástico, Precioso.
    Veréis, yo aunque me iba a coger la baja por maternidad, no iba a tener sustituta, por lo que sabía que las cosas urgente durante esas 16 semanas de baja iba a tener que hacerlas en el pc de casa con el control remoto. Aquí encajaba perfectamente la idea del fular. La pondría en él y trabajaría, daría teta y ella dormiría allí sin ningún problema. Ejemplo gráfico:

  • Los bebés comen a menudo por la noche, por lo que lo mejor para descansar es el colecho. Una de mis amigas había tenido un bebé casi un año antes que yo y habia tenido la genial idea de quitarle una de las barreras y unirla por ese lado a la cama. Me decía que así por la noche se lo acercaba, le daba teta y se lo volvía a separar. Eso a partir de las 12, porque antes a las 9 que era cuando se dormía el niño lo dejaba estar en su cama y luego a las 12 cuando ella y el marido iban a dormir lo pasaban a la cuna. 
  • Los cólicos: hay quien piensa que no existen. En todo caso no tienen solución, solo paciencia, masajes, porteo...

Además de mi inmersión en el hippismo también tenía otras ideas de antes como que:
  • Vale que no es lo natural, pero los niños en el carrito se duermen automáticamente. Está como en el manual de madre sacar a pasear al niño todos los días. Yo había acompañado a padres en largos paseos con un niño dormido en el cuco de 1 h. tranquilamente.
  • El coche es otro somnífero infalible para los niños. Cuántos padres  sacan a los niños en coche sólo para que se les duerman cuando nada funciona!
  • El chupete es adictivo. No hay niño que no lo quiera, el caso es quitárselo luego! Justo por eso yo no quería dárselo. Bueno, por eso y porque durante el primer mes de lactancia no se le debe dar ya que interifere.
  • Vale que los niños pidan teta cada 2 horas pero el resto del tiempo lo que hacen es dormir. Y tú pues nada, ser feliz de tener a tu cachorrito y cuidarte mucho para recuperarte del embarazo y el parto.

Y entonces nació Basmati.
Esto debería amenizarlo con música de hard metal.

La lactancia

Basmati nació un poco "atontada". Tardaron mucho en dármela porque no lloraba, estuvieron a punto de dejarla unas horas en observación pediátrica, pero al final decidieron que conmigo y mi calor estaría mejor. Eso sí, me quedé sin el piel con piel. 
Basmati estaba tan atontada que no quería pecho. Se quedaba con la teta en la boca sin hacer ni medio gesto. Hasta que aprox. unas 5 horas después de nacer rompió a llorar. Un llanto altísimo, gritos, desesperación... Quería comer y no se enganchaba al pecho. Pedí que le diesen un biberón.
Desde ese mismo momento hasta que me subió la leche no se enganchaba al pecho. Pasaron mil enfermeras, probaron de todo... estrujarme el pezón para que saliesen gotitas de calostro, ponerme gotitas de sacarosa, darle un poco de biberón y luego pecho para que siguiese chupando, darle el meñique para que chupase y luego teta... La única forma efectiva que conseguimos era ponerme unas gotas de leche artificial en el pezón, así ella empezaba a chuparlas y conseguía engancharse.

En el hospital tuve una minigrieta en cada pezón, pero se curaron bien sin mayor problema. 
Por si es vuestro caso: cuidado de las grietas en el pezón

De vuelta a casa me subió la leche y se acabó el problema de engancharse. Menos mal porque en el hospital había tenido que darle varios biberones y a cada biberón le costaba más y más engancharse. Al llegar a casa compré el biberón "calma" de Medela. Le costó entender cómo iba, pero lo consiguió (esa noche tuve que darle biberón) y durante el primer mes no volvimos a usar ni biberón ni leche artificial.

Esta primera semana el patrón de comida era realmente agotador. Nada de teta cada hora tal y como yo tenia previsto. Lo suyo era 15 minutos mamando, 15 minutos durmiendo sobre la teta, así repetido 24 horas al día prácticamente. 

El consejo que más me repetían era que la despertase. Y eso hacía, le cambiaba el pañal antes de empezar (bueno, ni sabía cuándo empezábamos), le hacía cosquillas en los pies, en la oreja... pero ella no cambiaba ese patrón.

Bueno, sí lo cambió. A peor. Habéis oído hablar de las crisis de lactancia? Os dejo un enlace aquí 
Cuando tenía unos 17 días como digo fue a peor. Ya no dormía 15 minutos y comía 15. Simplemente comía un minuto y lloraba. Yo sabía lo que era y aguantaba el tirón como podía. Lo que mejor me funcionaba era pasearla mientras comía, muchas veces dándole palmaditas en el culo. Ambas cosas les recuerdan a la barriga, por eso les calma. Las palmaditas les recuerdan el latido de vuestro corazón.

Tras un mes infernal, en la revisión del mes estábamos sólo 300 g. por encima del peso de nacimiento. Algo saltó en mi mente, algo estaba fallando. Me puse en contacto con la asesora de lactancia y sorpresa, Basmati tenía frenillo sublingual. Recordáis lo de que no pueden mover la lengua? Basmati sí podía sacarla fuera de la boca y elevarla al llorar por lo que yo en mi poco conocimiento del tema no me preocupé más, pero cuando la elevaba se le quedaba en forma de corazón, es decir, el frenillo tiraba de la lengua impidiéndole hacer el movimiento completo, movimiento necesario para la correcta succión.

Foto ilustrativa, aunque no es Basmati:


La asesora no me recomendó cortarlo, sino optimizar las tomas. Hacer compresión mamaria y mejorar su posición de forma que el pezón le llegase al paladar blando.

Nunca me lo diagnosticaron, pero creo que yo tenía poca producción debido a los problemas de succión durante ese primer mes. Intenté mejorar la postura y la compresión, pero durante ese mes, del 1 al 2, la sumplementé a demanda. Lo cual hizo que si el mes 1 parecía un infierno el 2 fue aún peor, ya que ella enlazó prácticamente la crisis de las 3 semanas con la de las 6 y yo aprovechaba cualquier momento en que ella dormía (sobre todo de noche) para sacarme leche. Me levantaba a las 2, a las 5 de la mañana... y al sacaleches... 
Al final en la revisión de los 2 meses le dije a la pediatra que le habían detectado frenillo y se lo quería cortar, por lo que me derivó a cirujía pediátrica, que la atendería cuando tuviese 4 meses. Los plazos de la SS!

Ahora desde la distancia creo que tendría que haber suplementado desde el principio incluso con artificial con lo que tendría que haber recurrido a un relactador para no bajar mi producción.

El sueño

 Como se deduce de la lactancia, Basmati de día sólo dormía encima de la teta. No es una forma de hablar, es literal. en cuanto yo me movía se despertaba. Sólo había una forma en que yo podía hacer algo de vida y es que alguien se la quedase encima de su pecho, normalmente ese alguien era su padre, aunque he tenido visitas de mis suegros sólo para hacer eso.

Cualquier intento de dejarla en algún artilugio hecho para el sueño de los bebés duraba en el mejor de los casos 20 minutos, con excepciones que cuento por los dedos de una mano.
Aquí el ideal mental que yo tenía jaja:


Y la realidad: la que os digo. Mi mari volvió a trabajar cuando Basmati tenía un mes. Yo me levantaba con él para poder desayunar y el resto del día sentada en el sofá, con teta o con la peque durmiendo. Tenía dominado el arte de subirla de la teta a mi hombro para al menos que no se me durmiese el brazo.

Él venía, se la pasaba, comíamos (gracias a padres y suegros que nos traían comida), más teta, vuelta a pasársela y yo limpiaba y la tarde lo mismo. Sofá sofá y sofá. Sí, lo mejor cuando tienes una episiotomía eh?

Es duro, si estáis pasando por lo mismo dejadme que os dé un consejo: paciencia. Llega un día en que podéis dejarla en un sitio dormida e iros. Ya llegaremos a ese día. Por ahora por suerte o por desgracia os necesita tanto como respirar.

Las noches.

Como os imaginaréis la cuna de colecho casera no me sirvió de nada. Ni la pisaba. No era posible separarla de mí. Por suerte sí que aprendió muy pronto a diferencia día y noche y a la noche ni abría los ojos y en muchos casos ni lloraba. Se enganchaba a la teta y ahí se dormía amorrada.
Lo peor es no poder darte ni la vuelta... Pero ¿qué queréis que os diga? más paciencia. Llega un día en que puedes dormir de nuevo en cama con tu marido, aunque sea un rato.

Los paseos

Adivináis? Basmati odiaba el carro. Las veces que intentamos salir de casa procurábamos dormirla justo antes de ponerla en el carrito y aún así solía despertarse. En estos 2 primeros meses debimos salir de casa unas 10 veces, de las cuales unas 7 yo me las pasé en el coche dando teta a Basmati. Sintiéndome tonta. En nuestro caso los paseos no fueron posibles hasta que ella estuvo interesada en ver el mundo.

Y aquí normalmente alguien suele decirte que el porteo es la solución. Yo pedí ese fantástico fular. En este período de 0 a 2 meses no me sirvió de nada. Era imposible ponerla y ajustármelo sin despertarla y por tanto que pidiese teta. Si volviese atrás pediría una bandolera en vez de un fular y creo que algo como esto podría ser muy útil para casa. 

El coche

Lo odiaba y lo sigue odiando. Por desgracia yo no puedo ir prácticamente a ningún sitio sin coche. Si podéis evitarlo hacerlo. Para ello es de que se duermen mentira. Ni cantándole, ni con juguetes, ni con creo que nada que se os pueda ocurrir se calmaba.
El día que la trajimos a casa del hospital se había tomado 2 biberones justo antes de salir y estaba con el pañal limpio. El trayecto, de unos 15 minutos en coche se lo hizo a grito pelado.

Los cólicos

Para mí fue direferente "la hora bruja" de "los cólicos"

Clasifico la primera como ese período entre las 8 de la tarde y las 12 de la noche de todos los días (todos, de lunes a domingo) en los cuales Basmati no se dormía, si no que alternaba 1 teta por minuto y lloraba y lloraba y lloraba. Esto duró todavía un mes más que este post.

Los cólicos en sí mismos como los médicos dicen entre las 3 semanas y los 3 meses mínimo 3 días a la semana 3 horas. Esto no pasó muy a menudo... unos 3 dias a la semana efectivamente pero durante un mes o así...

Eran períodos de tiempo en los cuales no servía nada. No podía darle teta sentada, ni tumbada, ni de pie, ni de ninguna de las maneras... Qué hacía en estos casos? repetir una y otra vez y esperar que pasasen las 3 horas. Me sentaba. me levantaba. Paseaba. me sentaba. me levantaba. paseaba.

A pasearla la llevaba en esta posición, que además de la teta era su otra forma válida de estar. Os la recomiendo claro


El baño

Esto también lo podéis adivinar: lo odiaba. Jaja.
De esto sí que había oído "rumores", así que compré una bañera anticólicos. Os dejo un vídeo y un enlace de compra. Desde las 3 semanas aprox. que la empezamos a usar era uno de los pocos momentos de paz. Eso sí, sacarla del agua era sacarla en un grito de dolor. Se supone que les recuerda a la barriga, así que supongo que salir de esta bañera es como nacer cada vez...


Otros temas frecuentes:


  • Chupete: se lo ofrecí a las 3 semanas pensando en los viajes en coche. Le daba hasta arcadas. Hemos probado mil marcas, ni lo quiere ni sabe succionarlo. No he recurrido a ponerle azúcar ni miel como me sugirieron las biasabuelas claro...
  • Gatos: no tuvieron ningún problema con ella en este período. Ni se inmutaban. El peque de hecho alguna vez estuvo a punto de pisarla porque no la distinguía de una manta.
  • La única forma en que conseguí hacer las cosas urgentes del trabajo fue con mi suegra o mi cuñada con la niña dormida en brazos
  • Baby blues: lo tuve. Pero haré otro post sobre el postparto y las sombras de la maternidad.





2 comentarios:

  1. La verdad que solo leer la entrada agota..son durillos los primeros meses. Sobretodo cuando ninguna de las soluciones soluciona. Bueno...la teta siempre es solucion claro... pero agota Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue difícil... tiendo a pensar que el día que tenga otro hijo será igual, pero secretamente espero que no, la verdad!

      Eliminar

Si te ha gustado, compártelo