lunes, 20 de enero de 2014

Un mural de cuadros

Nuestra casa tiene una distribución extraña... por lo que no tenemos un recibidor o similar. Se entra justo en el salón... y a un lado del salón, antes del pasillo/distribuidor teníamos una esquina... extraña de amueblar...
Un sitio candidato a tener una chimenea, jeje, pero eso lo dejamos para otro momento económico...

El caso es que todas las casas necesitan un sitio donde al menos poder poner las llaves cuando se llega a casa, y decidimos hacerlo con este sitio que os digo...
Para ello lo primero pusimos una simple estantería expedit (la más pequeña) a la que añadimos las cestas tipo mimbre.

El rincon iba quedando bien y lo que más me convencía era terminarlo con un mural de cuadros en esa pared,  que no tenemos ninguno en casa...  Para que quedase más o menos así:


La idea de hacer la distribución de los cuadros con papeles pegados se la vi a alguien en Instagram, y me vais a perdonar porque no recuerdo a quién, pero qué idea más buena... Con un lsitadito de los marcos que tendría en Ikea fui marcando como quería que quedasen...

Y en cuanto los tuve sólo hubo que volver a hacer la composición siguiendo esta guía, cuelgafáciles y listo



Como véis terminado con un jarrón (bueno, no lo véis, es el rektangle) y algunas cosillas decorativas de Ikea... y encantados con el rinconcillo :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, compártelo